Tamek informa a los militantes saharauis sobre las prácticas de represión

Ali Salem Tamek informa a los militantes saharauis sobre las prácticas marroquíes de represión

Londres, 25/07/2007 (SPS) El militante saharaui Ali Salem Tamek expuso, en una entrevista concedida a Amnistía Internacional, las bárbaras prácticas de las autoridades de ocupación marroquíes en el Sáhara Occidental y la política de hostigamiento y de intimidación utilizada contra los militantes saharauis de los Derechos Humanos.
En esa entrevista, aparecida en el boletín informativo mensual de la organización con el título de "El precio del desafío: un antiguo preso se confía a Amnistía Internacional", el militante saharaui reveló "la detención y el encarcelamiento de varios militantes saharauis de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental y las acciones emprendidas con militantes políticos, para protestar contra el maltrato utilizado por las autoridades marroquíes durante su detención".
"La cárcel no es más que una de las armas utilizadas en la campaña de hostigamiento e intimidación mantenida por las autoridades marroquíes contra los militantes saharauis de los Derechos Humanos y los que se oponen en el Sáhara Occidental", puede leerse en el boletín.
"Desde que Marruecos se anexionó la región del Sáhara Occidental en 1975, una gran parte de los saharauis no ha dejado de reivindicar el derecho a la autodeterminación" señaló Ali Salem Tamek, añadiendo que a mediados de los años 70 y hasta el principio de los años 90, los saharauis que reivindicaban ese derecho públicamente o denunciaban las violaciones de los Derechos Humanos se exponían a ser objeto de desapariciones forzosas".
Ali Salem Tamek conoce muy bien los métodos utilizados por las autoridades marroquíes para ahogar la oposición. A este respecto, señaló que no sólo fue detenido en varias ocasiones, sino que sufrió torturas durante su detención, antes de ser internado en un asilo de enfermos mentales, donde hasta le inyectaron "un producto nocivo", contó, precisando que ni siquiera su familia dejó de ser sometida a estas prácticas odiosas.
Evocando los sufrimientos padecidos por su familia, Ali Salem declara que "mi familia sufrió intimidaciones para extraerles declaraciones públicas condenándome y renegando de mí a causa de mis opiniones políticas y de mis posiciones sobre los Derechos Humanos.
Los servicios secretos marroquíes intentaron convencer a mi mujer de que me espiase a mí y a mis amigos. Por haberse negado a hacerlo, mi esposa fue secuestrada no lejos de la cárcel y violada".
Por otra parte, Ali Salem confiesa que "es difícil para una persona soportar ciertas prácticas que hieren en lo más profundo de uno mismo, como la violación de la que mi mujer fue víctima (…), este acto quedará para siempre grabado en mi memoria, me sentí conmocionado cuando lo supe y cuando aún hoy recuerdo estos detalles odiosos, me cuesta trabajo seguir viviendo".
El último encarcelamiento de Ali Salem duró cerca de ocho meses y terminó en abril de 2006.
Fue condenado a 10 meses de cárcel como consecuencia de un juicio "arbitrario" en el que se le acusó de haber provocado actos de violencia. Ali Salem Tamek es un ferviente defensor de los Derechos Humanos. Desde 1992, este activista saharaui y preso de opinión ha sido encarcelado en cinco ocasiones. Durante sus encarcelamientos, ha mantenido en 22 ocasiones huelgas de hambre, como recuerda en esta entrevista. (SPS)