Amnistía Internacional, preocupada por la situación de los defensores saharauis

Londres, 14/10/2007 el Observatorio de derechos humanos del Colegio de Abogados de Badajoz, ha sido informado de que, Amnistía Internacional ha afirmado estar preocupada por el hecho de que dos saharauis defensores de los Derechos Humanos, Brahim Sabbar et Ahmed Sbai, estén arriesgándose a ser condenados a una nueva pena de cárcel tras comparecer ante la justicia el 8 de octubre 2007 por "ofensa a los magistrados". Estos dos hombres, que fueron condenados en un juicio precedente por "pertenencia a une organización no autorizada" e "incitación a acciones violentas de rebelión", están ya cumpliendo penas de encarcelamiento.
En un comunicado hecho público el viernes, Amnistía Internacional estima que podrían ser presos de opinión, detenidos por sus actividades pacíficas en defensa de los Derechos Humanos y del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.
El 8 de octubre de 2007, Brahim Sabbar y Ahmed Sbai comparecieron sólo muy brevemente ante el tribunal de El Aaiun (Sáhara Occidental). Estaban acusados de "ofensa a los magistrados" por haber coreado frases a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui en sus juicios precedentes.
Comparecieron junto a otros tres saharauis – Ahmed Salem Ahmeidat, Mohamed Lehbib Gasmi y El Hafed Tubali – que cumplen también penas de cárcel y eran objeto de las mismas acusaciones. Un sexto acusado, Abdessalam Lumadi, recientemente puesto en libertad al cumplir otra pena, estaba ausente.
Los cinco acusados fueron expulsados de la sala de audiencia por orden del presidente del tribunal poco después de comenzar el juicio porque seguían de reivindicando la autodeterminación para el pueblo saharaui y expresando su apoyo al Frente Polisario, que se opone a la anexión del Sáhara Occidental por Marruecos.
Sus abogados pidieron que regresaran a la sala de audiencia, pero su reclamación fue rechazada. Ellos se declararon, pues, en incapacidad de seguir con el juicio.
El ministerio público pidió al juez que aplicase la ley stricto sensu y el juez dio por terminada la audiencia, anunciando que el tribunal emitiría su veredicto el 22 de octubre. Los acusados se arriesgan a ser condenados hasta a un año de cárcel y 5000 dirhams de multa (alrededor de los 625 dólares, unos 440 euros).
El comunicado indica, citando ciertas fuentes, que los policías insultaron a los cinco acusados y les escupieron a la cara en el furgón de policía donde fueron metidos tras ser expulsados del tribunal.
A su llegada al tribunal, los familiares de los acusados fueron orientados, deliberadamente, hacia una sala de audiencia equivocada, mientras que la sala donde comparecían los acusados estaba llena de miembros de las fuerzas de seguridad de uniforme y con ropa de paisano. Sin embargo, estaban presentes cuatro observadores internacionales.
Brahim Sabbar es el Secretario General de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves de los Derechos Humanos cometidas por el Estado marroquí (ASVDH) y Ahmed Sbai es uno de los miembros de la asociación.
Esta asociación toma nota y documenta las violaciones de los Derechos Humanos perpetradas por las autoridades marroquíes y pide justicia para los saharauis que son víctimas de desaparición forzosa durante los últimos decenios.

El mismo Brahim Sabbar fue objeto de una desaparición forzosa en 1981 hasta ser liberado en 1991. Esta asociación no ha podido ser oficialmente registrada ante las autoridades marroquíes a causa de los obstáculos administrativos de carácter político que éstas les han interpuesto.