COMUNICADO DE PRENSA

Dentro de la actividad del Observatorio de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Badajoz, se ha acreditado una delegación para asistir al juicio celebrado en Rabat que se ha celebrado el pasado 14 de Enero, del activista de Derechos Humanos saharaui Said El Bailal.

COMUNICADO en Leer mas.

Said El BAILAL, natural de El Aaiún, de 30 años de edad, soltero y profesor investigador en la Universidad de Mohamed V, en Rabat donde prepara su doctorado sobre información. es un defensor saharaui de derechos humanos, miembro del Comité de Apoyo al Referéndum de Autodeterminación del Sahara Occidental (CODAPSO), encargado de la información en esta organización. Fue detenido en Smara (Sahara Occidental) el miércoles 26 de diciembre de 2007 (razón: un orden de búsqueda y captura emitido en mayo de 2007 a raíz de los graves sucesos acaecidos en las universidades marroquíes donde cientos de estudiantes fueron reprimidos y detenidos por participar a manifestaciones pacificas). Entre ellos la destacada activista saharaui Sultana Khaya quien perdió un ojo a raíz de la brutal agresión policial) Said El Bailal participó en diversos seminarios y encuentros sobre derechos humanos, democracia e información:

– 2003 Jornadas de Educación de Derechos Humanos, Universidad Mohamed V en Rabat, organizadas por la Universidad, asociaciones marroquíes de derechos humanos y la sección de Amnistía Internacional en Marruecos.

– 2005 universidad de verano en Marruecos sobre la Información, el desarrollo y la transición democrática.

Las autoridades marroquíes continúan con juicios contra los ciudadanos saharauis y muy particularmente a los defensores y activistas de derechos humanos que no cesan en defender la causa de los derechos humanos constantemente violados por las fuerzas de ocupación en los territorios ocupados del Sahara Occidental, pidiendo la autodeterminación del pueblo saharaui, como les tiene reconocida la comunidad internacional, y en espera de un referéndum de autodeterminación que desde 1976 esperan.

El último acto de represión de los activistas es este juicio contra el defensor de derechos Said El Bailal, Se llevo a cabo en Rabat, el 14 de enero de 2008, ante el tribunal de primera instancia en presencia de la mision acreditada del Observatorio de Derechos Humanos de este Colegio de Abogados, formada por:

José Manuel de la Fuente, Director del Observatorio de Derechos Humanos del Ilustre Colegio de Abogados de Badajoz, José García Cabrían, Abogado del Ilustre Colegio Provincial de Abogados de Sevilla, Rosana Navarro Rodriguez, Abogada del Ilustre Colegio Provincial de Abogados de Pontevedra y Javier Cominges Caceres, Abogado del Ilustre Colegio Provincial de Abogados de Vigo. Los observadores fueron sometidos en todo momento a seguimiento y control de las fuerzas de seguridad Marroquíes, como la Seguridad Nacional, o policía de paisano que la misión de observación no pudo identificar. Los observadores sufrieron identificaciones y controles en plena calle, en la salida del tribunal y seguimiento con vehículos camuflados. Lo cual dificulto la labor encomendada. Asistió también el Observador italiano Nicola Quatrano, del Observatorio de Nápoles.

La defensa de Said El Bailal fue llevada a cabo por los siguientes letrados:

-Mohamed AQDIM, ex decano del Colegio de Abogados de Marruecos y miembro de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos.

-Mohamed Sedkou, miembro de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos.

-Mohamed Sabbar, Presidente del Foro Verdad y Justicia.

-Moulay Ahmed Rkiz, del Colegio de Abogados de Marruecos y antiguo detenido político.
La defensa pidió la comparecencia ante el tribunal de los testigos que según el atestado de la policía demostraban la culpabilidad del activista, que supuestamente ante la policía declararon haber visto a Said El Bailal cometer los delitos que les imputan pero el Procurador del Rey ( fiscalía con amplios poderes de orden público), se negó a ello por lo que el juicio se aplazó nuevamente a 16,00 Horas. Esta vez en presencia de Said El Bailal quien entró en la sala del juicio repitiendo eslóganes a favor de los derechos humanos y la libertad en el Sahara Occidental. En ausencia de pruebas palpables para justificar cualquier condena, el tribunal aplazó su pronunciamiento para el 17 de enero de 2008 ante la presencia de observadores internacionales. Los testigos no compareciendo, y no hubo prueba alguna de la participación de los hechos que se le imputan.

Desde su detención, Said El Bailal compareció ante el tribunal de primera instancia de Rabat dos veces aplazándose el juicio:

-31.12.2007 aplazado para el l 3.1.2008.

-3.1.2008 ante el mismo tribunal, en su ausencia. Solo pudieron asistir los abogados Sr. Sadik y Sr. Mohamed AQDIM (este ultimo en representación de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos). El Tribunal decidió aplazar la vista oral para el 14.1.2008 ante el mismo tribunal.

Desde su detención se encuentra en prisión, y refiere ante el tribunal haber sufrido torturas y malos tratos por las autoridades de prisiones.

La condena que se ha dictado es de ocho meses de prisión, y una multa de 500 Dh, para Said El Bailal, sin pruebas, siendo condenado por manifestación armada., desobediencia, golpes y heridas a funcionario durante el ejercicio de su función, destrucción de bienes públicos y posesión de material combustible. Esta condena supone una fragrante vulneración de la legislación que le es de aplicación del Código Penal Marroquí, así como de numerosos Convenios Internacionales firmados por Marruecos. Atribuyéndole hechos no cometidos, que enmascaran la represión de sus posiciones políticas contra la represión que ejerce Marruecos sobre la población saharaui.

Por ello el Colegio Provincial de Abogados de Badajoz, a través de su Observatorio, realiza el siguiente comunicado de denuncia de la situación en la que viven los ciudadanos saharauis dentro de Marruecos, y pone de manifiesto su llamamiento a la comunidad internacional y organismos internacionales, y a la sociedad española y extremeña, para que pidan a Marruecos que detenga la represión contra la población Saharaui, y detengan la realización de “juicios politicos” contra los activistas de derechos humanos.