El Comité de Descolonización de la ONU retoma la situación del Sahara.

EL COMITÉ DE DESCOLONIZACIÓN DE LA ONU ABORDÓ HOY DE NUEVO LA SITUACIÓN DEL SAHARA OCCIDENTAL, EN UNA SESIÓN EN LA QUE EL REPRESENTANTE DEL FRENTE POLISARIO, AHMED BUJARI, CONSIDERÓ COMO UN ‘FRACASO’ DE LAS NACIONES UNIDAS QUE ESTA CUESTIÓN SE SIGA TRATANDO DESPUÉS DE CASI CINCO DÉCADAS.

Bujari consideró que ‘el que la cuestión de la descolonización del Sahara Occidental siga inscrita en la agenda de este Comité la convierte en el símbolo vivo del fracaso de las Naciones Unidas en la asunción plena y efectiva de responsabilidad colectiva’.

La Asamblea General de la ONU adoptó en diciembre de 1960 una resolución (1.514) por la que la organización asumía la responsabilidad de asegurar que todos los pueblos y países bajo ocupación colonial pudieran ejercer el derecho inalienable a la autodeterminación e independencia, recordó Bujari.

El representante del Polisario reiteró que el pueblo saharaui ‘no renunciará a la realización plena’ de su derecho a la libertad e independencia.

También expresó su convicción de que la mayoría de los miembros de la ONU ‘comparten la visión de que en una cuestión de descolonización tan clara como esta, no puede haber excepción a la regla general que fue establecida por la resolución 1.514 y que dio vida a este Comité’.

Por ello pidió a ese Comité ‘reactivar su compromiso con la descolonización de la última colonia africana inscrita en su agenda’.

Bujari señaló que tras la colonización española del Sahara Occidental (1884-1976), llegó la de Marruecos, de quien dijo que ‘la ONU no lo considera potencia soberana ni tampoco potencia administradora’.

Entre las intervenciones en ese Comité se contó la del embajador de Cuba, Abelardo Moreno, quien respaldó (al igual que hicieron Venezuela y Tanzania) que prosigan los esfuerzos ‘para alcanzar una solución que asegure la autodeterminación del pueblo saharaui’ de acuerdo con la resolución 1.514.

Moreno agregó que el pueblo saharaui necesita el apoyo de la comunidad internacional y señaló que Cuba contribuye a ello en la medida de sus posibilidades, especialmente en términos de asistencia para la educación.

‘Cuba apoya llegar a una solución justa y definitiva sobre el Sahara Occidental en conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de la ONU’, indicó el diplomático cubano.

El Consejo de Seguridad renovó el pasado 30 de abril por un año el mandato de la Misión para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO), pero declinó agregar la responsabilidad de velar por el respeto a los derechos humanos en la ex colonia española.

Ese órgano de la ONU alienta a Marruecos y al Frente Polisario a proseguir el proceso de diálogo que iniciaron en 2007 bajo los auspicios de las Naciones Unidas y del enviado especial, Christopher Ross.

Las reuniones previas informales con Marruecos y el Polisario, de las que se han celebrado cuatro rondas, están suspendidas desde el año pasado.

Rabat sostiene que la única salida aceptable al conflicto por la soberanía de la ex colonia española es su plan de celebrar un referendo de autonomía en el territorio, mientras que para el Polisario una consulta así debe incluir la independencia entre sus opciones.